FMLN conmemora aniversario del natalicio del histórico revolucionario Farabundo Martí

Cortesía @DiarioCoLatino, Oscar López, Luis Ponce

En Foto Carlos Miguel Martí, sobrino nieto de Farabundo Martí, se dirige a los presentes en la conmemoración del 124 Natalicio de Farabundo Martí.

Carlos Miguel Martí, sobrino nieto de Farabundo Martí, se dirige a los presentes en la conmemoración del 124 Natalicio de Farabundo Martí. Foto Diario Co Latino/Jorge Rivera.

Dirigentes y militantes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) llegaron al cementerio Los Ilustres para  conmemorar el 124 aniversario del natalicio del revolucionario del que tomaron el nombre: Agustín Farabundo Martí.

En representación de la Comisión Política del FMLN, Sigfrido Reyes comentó que lo más importante del legado de Martí son sus ideales y valores. “Lo más importante es que compartimos su legado, por eso vinimos a darle un tributo, vinimos a decirle Farabundo, vinimos a rendirte cuentas”, dijo.

De igual forma, el dirigente instó a los militantes del FMLN a “gobernar en función de los más pobres”. Por lo que exhortó a los efemelenistas a seguir el legado de Farabundo Martí que posibilitó que el Gobierno de El Salvador “ya no esté sometido a cúpulas de poder oligárquico”, lo que conllevó a que se iniciara el proceso de cambios sociales durante el primer gobierno del partido de izquierda,  reduciendo el nivel de analfabetismo,  mejorando la seguridad pública, e impulsando una reforma de salud, entre otros aspectos.

Reyes argumentó que cuando decidieron nombrar al movimiento revolucionario con el nombre “Farabundo Martí” se asumieron sus ideales y banderas, por lo que no fue solo por poner un nombre a la alianza creada en 1980.

“Dos elementos fundamentales del legado ideológico de Farabundo Martí son: el primero su gran compromiso internacionalista. El segundo es el amor por el pueblo, el amor por la gente pobre y necesitada, por esa gente por la cual se alzó y por la cual él murió”, indicó Reyes.

Para el FMLN es importante que en sus militantes se reafirme el compromiso internacionalista de Martí, ya que consideran que actualmente los países de la región son víctimas de ataques imperialistas. “El antiimperialismo que caracterizó a Farabundo Martí debe de estar más vivo que nunca porque el imperio sigue atacando, el imperio está volcado contra Venezuela, quiere erradicar todo proceso de cambios en América Latina”, aseveró Reyes.

Durante el acto, Nidia Díaz, diputada y dirigente del FMLN, explicó que gestionan para adquirir la casa de Farabundo Martí, una campaña impulsada por Medardo González, secretario general del FMLN, el 1 de febrero. Díaz aseguró que la compra se ha retrasado por algunas dificultades legales, con partes de la casa. Sin embargo, remarcó el compromiso que tienen para adquirir el inmueble donde nació el revolucionario salvadoreño.

Asimismo, Díaz externó el deseo de exhumar los restos de Martí, sepultado en un nicho del Cementerio Los Ilustres. Este lugar está divido en dos partes y, actualmente, sólo se tiene el permiso de una parte de la familia por lo que se espera que próximamente se obtengan las respectivas autorizaciones y sus restos puedan ser trasladados con los honores que merece a un lugar más adecuado.

Díaz recalcó que Martí debe estar presente en el quehacer diario, no solo en los afiches y monumentos, sino sobre todo en la forma de actuar. Él es ejemplo de esas personas, hombres y mujeres que marcaron la historia. “Estamos aquí para reafirmar ese compromiso de lucha, de seguir recorriendo los caminos libertarios, que él nos dejó, hasta lograr una patria justa, independiente y socialista”, reafirmó Díaz.

Farabundo Martí nació en Teotepeque, departamento de La Libertad, el 5 de mayo de 1893. En los primeros meses de 1920, Martí tomó parte en una manifestación hecha en el parque Bolívar durante el gobierno de Jorge Meléndez.

Posteriormente Martí fue exiliado y viajó a Guatemala, México, Cuba, Jamaica, Estados Unidos y Nicaragua. Al estar Martí exiliado en Guatemala, en el año 1925, participó en la fundación del Partido Comunista Centroamericano. Ese mismo año regresó a El Salvador como delegado del Socorro Rojo Internacional y colaboró en la organización de la Federación Regional de Trabajadores Salvadoreños.