Estos fueron los goles con los que Messi apabulló al Real Madrid

Cortesía de lp  | POR REDACCIÓN DIARIO LA PÁGINA

En Foto Messi

Messi se convirtió en el verdugo de los blancos en su propia cancha.

El Barcelona ganó 3-2 al Real Madrid este domingo con un doblete de Leo Messi en el clásico de la 33ª jornada española en el estadio Santiago Bernabéu, colocándose líder del campeonato..

Casemiro abrió el marcador (28), pero poco después Messi se internaba en el área blanca batiendo a Keylor Navas (33) y en la segunda parte, Ivan Rakitic hacía el 2-1 con un tiro desde la frontal (73) antes de que James igualara (86) y Messi hiciera el 3-2 en el descuento (90+2).

La victoria permite a los azulgranas ponerse líderes de la Liga española, empatados a puntos y con un partido más que los blancos a falta de cinco jornadas para el final del campeonato, una vez finalice la actual.

El encuentro, que abrió el flamante ganador del Máster de Augusta Sergio García con un saque de honor, fue eléctrico y por momentos muy bronco, animándose en la segunda parte.

Destacó el duelo entre Messi y el brasileño Casemiro, que se las veía y deseaba para parar al rápido astro argentino, rozando la expulsión en algunas acciones.

El argentino, que también recibió un codazo de Marcelo que le hizo sangrar por la nariz, fue una pesadilla para la defensa blanca con su movilidad y su derribo por Sergio Ramos provocó la expulsión por roja directa del central blanco (78).

En el Real Madrid, Zinedine Zidane optó por dar entrada de inicio junto a Benzema y Cristiano Ronaldo a un Gareth Bale recién salido de lesión, sólo para retirarlo de nuevo lesionado a la media hora sustituido por Marco Asensio (39).

En la primera parte el Real Madrid se mostró más ambicioso que el Barcelona con rápidas y sucesivas llegadas a los dominios de Ter Stegen.

A los cinco minutos Cristiano Ronaldo soltaba un latigazo obligando al meta barcelonista a estirarse, mientras Benzema soltaba otro tiro bien detenido por Ter Stegen al cuarto de hora.

Los blancos presionaban el juego azulgrana y buscaban la salida rápida del balón hacia los hombres de delante.

Enfrente el Barcelona, que finalmente optó por no convocar al sancionado Neymar, intentaba hacer daño con llegadas por la banda, pero sufría ante un Real Madrid bien posicionado.

Hubo que esperar media hora para que Marcelo colgara un balón al área, Sergio Ramos lo rematara al palo y el rechace lo aprovechara Casemiro para hacer el 1-0 (28), aunque la alegría duró poco.